José El Chatarra + El Pau @ El Juglar [30-10-2010]

Abría la noche en El Juglar El Pau y su guitarra delante de una audiencia corta, el concierto de José El Chatarra unos días antes en la sala Jimmy Jazz hizo que el sábado en Lavapiés estuviéramos en familia. El Pau es uno de esos músicos de largo linaje callejero que se extiende por sus rimas bastardas y su afilado sentido del humor. Claras son las líneas que inspiran sus compases tanto letrística como musicalmente. Una especie de cantautor afortunado que nada entre los versos más transgresivos sin perder la fluidez y espontaneidad de la rumba o algún atisbo de encuentro con el ska. De su única referencia discográfica, … Tu perro, fue desgranando piezas como Tu perro, Los productos típicos, Autosuficiente [versión un tanto extravagante de Parálisis Permanente], o Pal Polígono; que cerraría el concierto. Divertido, espontáneo, muy directo. El Pau animó a los presentes, arrancó sonrisas (y risas). Quizás la solidez de una banda le otorgue una fuerza y una contundencia que liberará un poco de la presión a Pau de enfrentarse en solitario a las tablas, pero, en esencia, su trabajo es digno de elogio: no muchos cantautores llenan el escenario con su presencia y encima capaces de entretener.

Y tras él apareció José El Chatarra y toda su banda provenientes de Tarragona para poner fin a una larga semana de promoción y conciertos por Madrid y Salamanca en la gira Súbete al Camión Tour 2010-2011. Había cierta inquietud acerca del directo de El Chatarra, ¿por dónde saldría esta vez? La convivencia con ellos durante la jornada anterior grabando un pequeño acústico había dejado claro que allí había química, quizás pólvora y todo estuviera a punto de explotar. Y así fue.

José El Chatarra es un grupo predominantemente de rumba, rumba catalana si se quiere, que cuenta con una gran sección rítmica que se muestra en las, no pocas, excepciones a modo de funk con las que van regando su directo. Combinando inteligentemente las voces, José y El Gitano Punki van turnándose en estrofas y estribillos nacidos en lo más hondo de barrios humildes en los que se tiene conciencia realmente de quienes son nuestros Vampiros del siglo XXI, esos que no hacen más que “…joder al personal“.

La personalidad del grupo se traslada a sus canciones en una amalgama de estilos que parten de la misma base común. Así, desde la inicial rumba se llega a un flamenco electrificado (y electrificante) que haría las delicias del mismo Vaquilla si todavía caminase con nosotros. Pero las sorpresas no terminan de llegar. África inauguraría la ronda de colaboraciones al subir a escena encandilándonos a todos con su voz en canciones como A veces; luego sería David El Rubio quien completaría con sus coros flamencos un mano a mano con El Gitano Punki.

Un concierto lúdico y festivo marcado por las palmas. Tango Hambre, Apokílame con una espectacular África de vuelta en un arrebatador funk, Lola Mentos, De chatarra corazón que da título al primer largo de José El Chatarra y que casi interpretaron en su totalidad. Alegres y frescos, quizás falté en su directo la figura de un percusionista que rellene y otorgue aún mayor profundidad, pero la interpretación, en líneas generales, fue bastante correcta alcanzando un momento álgido, y sorprendente, en una épica, y corta, pieza de rock flamenco tamizado de un barniz oscuro.

Ronda de aplausos, saludos y de vuelta a la chatarrería.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s