Koma @ Sala Heineken (04-04-11)

Casi un año después de su última visita, el grupo navarro Koma volvió a Madrid con disco nuevo bajo el brazo – La Maldición Divina– y muchas ganas de demostrar que, aunque sus trabajos de estudio parezcan perder intensidad, son una máquina casi perfecta a la hora de desenvolverse en tesituras de un metal aguerrido y potente. Ataviados de negro para la ocasión, y con logos de la banda y la portada del nuevo disco circunrodeando al grupo, dispusieron un concierto en el que más de uno de la “débil entrada” pudo quedar despistado o un tanto desilusionado por el uso, y abuso, de canciones de su última obra hasta un total de nueve.

Abrió el concierto Sin Oxígeno y Los Idiotas en una pequeña dosis de fuerza que sirvieron de para desentumecer a un frío público que tardó en sentir las canciones como propias, hacerlas suyas y emerger de entre la oscuridad a través de cánticos y pogos violentos. Imagínatelos Cagando y Jipis, ambas de Sakeo, parecieron dar un nuevo lavado de cara al concierto, un soplo de aire fresco, antes de volver a inmiscuirnos, irrefrenablemente, en el disco que estaban presentando de la mano de Blanco De Los Nervios, No Te Lo Tomes A Mal y ¿Quién Sobra?.

A pesar de haber grabado uno de los discos a seguir del año y una más que correcta puesta en escena, algo que nunca se le puede reprochar al grupo navarro, la respuesta del público ante el nuevo repertorio no era la esperada. El cambio de actitud era más que evidente cuando se retomaron canciones como Vaya Carrera o El Pobre. El concierto corrió hacia su minutaje final en una extraña suerte de montaña rusa en la que las distintas respuestas del público iban marcando la tensión de las canciones del éxtasis de un pasado conocido a la indiferencia ante el canto en euskara.

Jack Queen Jack marcó el punto de inflexión del concierito. A partir de aquí todo fueron buenas nuevas para Brigi y los suyos que poseen suficientes canciones capaces de hacer temblar las paredes de cualquier edificio, tanto por su desmedida energía como por la entrega del público que las mismas suscitan. El Sonajero, Protestantes y Bienvenidos a Degüelto hacían presagiar un final por todo lo alto. Y así fue. Quien acostumbre a ver a Koma en los últimos años sabe a la perfección qué canciones no pueden faltar en sus conciertos y es capaz de apostar su vida, y la de quien le acompaña, acertando los bises de sus conciertos. Y así, tras Sakeo y una breve escapada fuera del escenario, interpretaron El Marqués De Txorrapelada, Aquí Huele Como Que Han Fumao, Mi Jefe, El Infarto y La Almohada Cervical, sencillo de presentación de La Maldición Divina.

Concierto extraño por la disposición de las canciones, quizás un excesivo gusto por la presentación de un nuevo trabajo que aún no había calado entre el público. Aún así, la maquinaria de metal, la sangre rabiosa que corre por las venas de los cuatro integrantes, convierte cualquier concierto suyo en digno de admiración interpretativa. Brigi sigue comiéndose el escenario solo con su presencia y su mirada de fuego destroza a quien ose mirarle a los ojos. Y si, en el fondo, vuelves a tu casa contento porque tocaron “tus” siete u ocho canciones predilectas de discos anteriores… buen concierto.

Fotos de Sergio Morales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s