Korn – The Path of The Totallity (2011)

Korn - The Path of The Totallity (2011)

Muchas, muchas ganas tenía ya de la llegada de este The Path of The Totallity. El décimo disco de estudio de KoЯn había levantado no pocas suspicacias, y algunas risas, debido a su nuevo giro estilístico y un nada tímido acercamiento estructuras en las que predominaban los beats, los sonidos rotos y el grosor de sus bajas frecuencias. Normalmente son de agradecer las nuevas propuestas, las evoluciones e, incluso, las involuciones. Muchas de ellas no son acertadas o, quizás, fueron equivocadas en el tiempo, no en su conceptualización.

Esta nueva obra de KoЯn lleva marcado a fuego la señal inequívoca del dubstep. Para la grabación de estas once nuevas canciones, el grupo se ha rodeado de un nutrido grupo de productores -algunos destacadas figuras- de la escena electrónica como Skrillex (suyo es el sencillo de presentación Get up!), Noisia, Kill The Noize o Excision, que han facilitado la aventura, el tránsito entre el nu metal y este ente abstracto que, aún en las primeras escuchas, uno no termina de ubicar con certeza.

Este experimento sonoro, que tiene a Jonathan Davis como principal responsable, abandona las técnicas comunes, clásicas o habituales de composición en cuanto a bandas de metal se refiere y nos lleva a un entorno cuasi claustrofóbico. En la soledad de su habitación, en pequeños inspirados encuentros con productores en hoteles que servían de refugio, en la oscuridad de grandes armarios,.. ahí se fraguó el contenido instrumental de una obra que, se podría culminar, es de inspiración y realización electrónica. ¿Resultado?

Un disco de escasas revoluciones, aunque no por ello carente de fuerza. Canciones monótonas sin aporte creativo del grupo más allá de la labor de los productores con resultados dispares. No en vano, es unicamente junto a la habilidad de Skrillex con las programaciones cuando The Path of The Totallity alcanza sus cotas más elevadas, quizás también influenciado por el hecho de ser aquellas en donde las guitarras cobran presencia y la voz de Jonathan, aunque algo suavizada durante los once cortes, parece cobrar energía y viveza como en la primera década de vida del grupo.

Quizás tenga razón quien asegure que a ningún aficionado a los dos extremos, dubstep y metal, este disco de KoЯn les convenza. Pero ya no se trata de fundamentalismos o ideas musicales preconcebidas. El pastiche musical que han producido carece de esa -vamos a llamarlo- elegancia que vemos en los arreglos de otras piezas de calado electrónico similar ni profundiza con desgarradas e hirientes guitarras.

A pesar de no ser el peor disco de KoЯn, sinceramente, Jonathan Davis se equivoca al justificar su nuevo sonido bajo una insignia tan vacua como space metal y mucho más cuando pretende embaucar a más de uno en las raíces dubstep del grupo debido al número de subgraves colocados en cada actuación. Aún así, errores aparte, este The Path of The Totallity es un disco que disfrutará quien no exija gran cosa al grupo ni a los estilos representados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s